Tu cama huele a la mía.

Una cara de sueño, una barba sin control, un puñado de canciones, recuerdos de habitaciones, un noche de alcohol.

Unos ojos sin historia, que van cambiando el color, un olor en la memoria, por cada polvo una canción.

Mi camiseta de extremoduro, tu vestido de follar, mis silencios por callar, desfilar tras ese culo.

Los chistes de Twitter, los cantautores tristes, el momento en que te vistes, El “¿Yo no sé que me viste?”

La melena de leona, los zarpazos de felina, el apurar la comida, los abrazos sin despedida.

Tu pierna sobre la mía, tus besos sobre mis besos, tus noches de dejarme sin aliento, tus buenos días.

Tus manos sobre mi sexo, tu sexo sobre el mío, tu de cara y tu de espaldas, mi mano bajo tu falda.

Tus bragas en mi bolsillo, tu cara de yo no he sido, tus manos entre mis piernas, tus piernas siempre temblando.

Tus dedos siempre mojados, mi lengua entre tu fin, tu fin entre mi aliento, tu coño mi sustento, tus besos mi bandera.

Mis palabras a la acera, mis silencios en tu cama, tu cama huele a la mía, la mía envidia tu almohada.

 

 

Anuncios

One thought on “Tu cama huele a la mía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s